• Inicio
  • Blog
  • Javi Hernández y Antón Castro ponen todo el corazón en “El tango de Doroteo”

La mujer de la foto sonreía

toroÉl nunca había visto nada igual. Todo lo que vivió, lo hizo matando hombres. Así que estaba presa del asombro...Miró las estrellas para escuchar el silencio de los Dioses y estos le hablaron, le hablaron de cosas: de suerte, de imaginación, y de otros temas de los que nada sabe un Minotauro.
Jesús Ortiz ©javihernandez